Café sin Cafeína

No te despierta pero te anima.


Sobre él (2)

Mirando sus fotos me di cuenta de dos cosas. La primera era que lo odiaba, lo odiaba mucho, y la segunda fue que lo había amado todavía más. 

El amor en los tiempos del cólera.

El amor en los tiempos del cólera.

Reblogged from sopitadeletrass
A veces también se me acaban las sonrisas para ti,
A veces también se me acaban las ganas de escribirte,
Pero te quiero, ojalá lo entiendas, siempre te quiero…
Cuando no te convengo,
Cuando no me soportas,
Cuando te odio…te quiero
Alejandra Pizarnik (via hachedesilencio)

(Source: sopitadeletrass, via hachedesilencio)

Reblogged from hachedesilencio
Yo en época de exámenes. 

Yo en época de exámenes. 

(via hachedesilencio)

Reblogged from hachedesilencio
Reblogged from hachedesilencio
Reblogged from i-hate-people321

Reblogged from lissetfsf

(Source: lissetfsf, via pijama-surf)

Reblogged from fruta-y-menta
Te quise a pesar de saber que te iba a perder. Que cada día te perdía un poquito más, y yo seguía en el intento de llenarte el alma. Daniel Glattauer  (via hachedesilencio)

(Source: fruta-y-menta, via hachedesilencio)

Reblogged from madrugadasllenasdeinsomnio

Me preguntan a veces que por qué no tengo novia todavía; y dicen que porque estoy muy enamorado. Pero tú ya sabes bien que no es así. No tengo novia porque no tengo ganas de tener novia; por pereza; por desgane; por aburrimiento. Estoy muy enamorado, pero eso no tiene que ver nada con esto. A lo mejor un día de estos dejo de escribirte. O te escribiré solamente cuando tenga deseos, necesidad de hacerlo. No me gusta los trámites, las fórmulas en el amor; no me gustan los compromisos; los juramentos. Si tú quieres escribirme -porque quieres escribirme- cada tres días, encantado. Si yo quiero hacerlo del diario, tanto mejor. Pero siempre la cosa espontánea y natural. Quiero ser libre dentro de esta esclavitud. Te quiero, sí, te quiero: pero a medida de que te quiero se me van haciendo innecesarias las palabras; tengo que saber que no es indispensable el decírtelo. ¿Comprendes? Si tú no fueras tú, no diría esto. Podrías salirme con que no te quiero, con que no te comprendo, con que no soy tuyo. Pero tú tiene que ser tú, diferente, exclusiva, única.

Tienes que oír mi amor con su voz, tocarlo con su carne, aceptarlo como es, desnudo y libre.

Jaime Sabines, Cartas a Chepita, 5 de Agosto de 1948. 
(via hachedesilencio)

(via hachedesilencio)